Sonda Japonesa Hayabusa Trae Muestras De Asteroide Ryugu

La sonda japonesa Hayabusa 2 se espera entre en nuestra atmósfera a finales de 2020

La sonda japonesa Hayabusa2 se dirige a la Tierra con una cápsula de muestras recogidas del asteroide Ryugu.


Después de un viaje de 42 meses, la nave espacial japonesa Hayabusa2 llegó al asteroide 162173 Ryugu, a 300 millones de kilómetros de la Tierra, el 27 de junio 2018.

La sonda Hayabusa2 está cumpliendo con el programa:  posicionarse sobre el asteroide Ryugu y recoger muestras de su superficie. La última etapa de este proyecto de 6 años es traer la cápsula con las muestras recogidas para finales del 2020, para lo cual hoy 13 de noviembre Hayabusa2 ha tomado rumbo a la Tierra.

"Se espera que la sonda —que tardó 3,5 años en cubrir los 300 millones de kilómetros que le separaban del asteroide para aterrizar en él— dejará sus muestras en la atmósfera a finales de 2020 en el desierto del sur de Australia", informó el ministro de Ciencia y Educación de Japón, Koichi Hagiuda.
 Los dos proyectos que actualmente ocupan la agenda de los astrónomos para el estudio de asteroides primitivos son Hayabusa 2 y Osiris-Rex.

 Hayabusa: una misión a 300 millones de km. 


La sonda Hayabusa 2 fue enviada al encuentro con este objeto espacial el pasado diciembre de 2014 por la agencia espacial japonesa JAXA y se espera entre en nuestra atmósfera a final de 2020.

Rovers lanzados por la sonda japonesa Hayabusa sobre la superficie del asteroide Ryugu para la recogida de muestras.


El asteroide Ryugu tiene unos 900 metros de diámetro con extraña forma de peonza. Pertenece al grupo de los denominados planetas menores y tiene la particularidad de ser uno de los objetos mas antiguos del sistema solar, lo cual es importante para estudiar la evolución del universo.

Es la segunda nave no tripulada que la JAXA envía a la superficie de un viejo asteroide. La anterior mision  HAYBUASA se realizó entre 2003 y 2010, su objetivo  fue la toma de muestras del asteroide Itokawa, pero fue un proyecto que sufrió varios problemas técnicos y que tuvo como resultado un acopio insuficiente de muestras.

Imagen asteroide Itokawa


Un datos importante es que Haybuasa ha sido la pionera en este tipo de proyectos.

Mientras que otras naves espaciales, como la sonda Galileo y NEAR Shoemaker, han visitado cometas antes, la misión de Hayabusa fue la primera en traer una muestra de un asteroide a la Tierra para su análisis, cuando retornó el 13 de junio de 2010.

La misión Osiris-Rex


Actualmente hay otro importante proyecto de estudio del asteroide primitivo Bennu, bautizado como proyecto Osiris-Rex, con el que se espera traer muestras a la Tierra en el 2023.

Proyecto Osiris-Rex al asteroide Bennu.


El Osiris-Rex que lleva recorridos 2.850 millones de km, entró en la fase de Reconocimiento el 9 de septiembre de 2019 y actualmente está en órbita de Bennu,

La particularidad de Bennu es que tiene su órbita entre la Tierra y Marte y cada seis años se acerca a la Tierra, por lo que es uno de los asteroides clasificados por la NASA como objeto potencialmente peligroso, por el riesgo de impacto con nuestro planeta.

Bennu, de 490 km de diámetro que se acerca a la Tierra cada seis años con un probabilidad de impacto calculada de una entre 3.000. El choque podría ocurrir a finales del siglo XXII.

Imagen asteroide Bennu

¿Te gustó este artículo? Síguenos en nuestra página de Facebook: CANAL ENIGMAS -BUFIDOS DEL ALMA para que no te pierdas ningún contenido...

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios