Apofis Amenaza Nuestro Planeta

El Asteroide Apofis  amenaza con colisionar con la Tierra en 2036

Nos enfrentamos a uno de los peligros mas reales que amenaza nuestra civilización, el asteroide APOFIS.


El asteroide 2004 MN4 fue descubierto hace 15 años y hoy es noticia porque tendrá un peligroso acercamiento a nuestro planeta en abril del 2029 y una posibilidad de impacto en el 2036. En realidad cuando se descubrió  Apofis, la escala Torino --que mide el peligro que puede tener un asteroide-- alcanzo los máximos índices de probabilidad de que chocaría con la Tierra en 2029, estudios posteriores y pequeños cambios en el comportamiento han disminuido el grado de peligrosidad.

El nombre con el que se le bautizó no pudo ser mas certero, ya que Apophis representa, la cosa, la maldad, el caos, el diablo que quiere romper el equilibrio cósmico. En la mitología egipcia, se le nombra Apep, un ser demoníaco y maléfico y una constante amenaza al orden; representa el mal y la oscuridad.

El asteroide Apofis fue descubierto en 2004 por los astrónomos Roy Tucker, David Tholen y Fabrizio Bernardi del Kitt National Peak Observatory de Arizona, fijando su dimensión en unos 400 metros y con una masa calculada de 46 millones de toneladas.

Esta masa de roca nos visita una vez cada siete años, la próxima será en el 2021/2022 y en determinadas órbitas se acerca cada vez mas a la Tierra; se estima que, en el 2029 pase a unos 38.000 kilómetros de nuestro planeta. Para hacernos una idea la distancia entre el polo norte y el polo sur geográficos (siguiendo la curvatura de la Tierra) es de unos 20 000 km..

Los astrónomos predicen que en 2036 puede estar a una distancia peligrosa de la Tierra (31.000kms), pero que no se puede asegurar un impacto ni tampoco se puede negar. Los mas arriesgados predicen un impacto para 2064-2068.

NASA
"Con los nuevos datos proporcionados por los observatorios ópticos Magdalena Ridge [Instituto de Minería y Tecnología de Nuevo México] y Pan-STARRS [Univ. De Hawaii], junto con datos muy recientes proporcionados por el Radar del Sistema Solar Goldstone, hemos descartado efectivamente la posibilidad de un impacto en la Tierra por Apophis en 2036 ", dijo Don Yeomans, gerente de la Oficina del Programa de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA en JPL. "Las probabilidades de impacto tal como están ahora son menos de una en un millón, lo que nos hace sentir cómodos al decir que podemos descartar efectivamente un impacto en la Tierra en 2036. Nuestro interés en el asteroide Apophis será esencialmente por su interés científico en el futuro previsible".

Nasa trayectoria de Apofis el demonio que amenaza nuestro planeta


Si bien, las trayectorias que se calculan no son exactas. El astrofísico del Observatorio de Turín Alberto Cellino admite que los especialistas "no pueden calcular el comportamiento" del asteroide debido a que "su órbita cambiará de una forma impredecible" en el futuro.

Los expertos pronostican que las probabilidades de una colisión son muy escasas, pero como apuntaba  Paul Chodas, del centro JPL: 
Todavía no podemos excluir la posibilidad de que pueda afectar a nuestro planeta, pero podemos calcular que la probabilidad de impacto es sólo una entre 1.000.000 en el próximo siglo, muy baja.

Para Alberto Cellino, del Observatorio de Turín en Italia, aunque se hubiera excluido el impacto de 2029, no se debería de descartar un impacto en el futuro lejano:
Podemos descartar la colisión en la próxima máxima aproximación entre el asteroide y la Tierra, pero sabemos que la órbita cambiará entonces de un modo que no es del todo predecible ahora mismo, así que no podemos saber cómo se comportará a largo plazo.

Que no impacte con la Tierra no significa que no vaya a afectar a algunos de los muchos satélites que están en órbita.

Nadie puede asegurar que no el asteroide no representa un peligro para nuestra civilización.  ¿Quién garantiza que en los modelos matemáticos predictorios las variables externas no modifiquen sus valores, lo cual repercutirá inexcusablemente en su trayectoria orbital, para bien o para mal desde nuestra perspectiva?

Los cálculos sobre trayectorias son muy imprecisos y nada fiables,  ya que dependen de una serie de variables externas no controlables; por ejemplo, una simple variación de la cantidad de radiación solar que reciba una de las caras del asteroide puede variar su trayectoria y esta variación será más o menos importante en función del tiempo. Por tanto, las predicciones que se realicen sobre la posibilidad de impacto o no,  son predicciones acompañadas de una cierta probabilidad. Es por ello que la Agencia Espacial Europea en coordinación con la NASA están estudiando y analizando la necesidad de actuaciones preventivas y de que características deberán ser. 

Un ejemplo sobre la poca fiabilidad de los modelos matemáticos: los investigadores comprobaron ya dos errores de medición, uno: que  Apofis refleja un 23% de la radiación solar, frente a un cálculo anterior del 33%.  y dos: el asteroide es potencialmente mas peligroso de lo que se reconoció en un principio,  ya que resulta ser un 20% más grande y, por lo tanto, un 75% más pesado de lo que se pensaba, según las primeras mediciones realizadas por el telescopio Herschel de la Agencia Espacial Europea (ESA).

“El incremento del 20% en su diámetro, de 270 a 325 m, se traduce en un 75% de incremento en volumen o masa”, afirmó el científico alemán Thomas Müller, del Instituto Max Planck para la Física Extraterrestre, cuyo equipo analiza los nuevos datos".

Por lo pronto la estimación del coste de una operación para actuar sobre la trayectoria de Apofis se estima que supere los 1.000 millones de euros.

Desechada con cierta posibilidad el impacto en el año 2029, el riesgo se trasladaría al 2036 y especialmente al 2064 – 2068, para este año se espera la órbita más cercana en la que la gravedad de la Tierra pueda desviar el asteroide a una trayectoria que provocaría un impacto con nuestro planeta.
El plan de contingencia que la Nasa tiene preparado en este momento es el presentado por la Agencia Espacial Europea; un proyecto de una empresa española y nominado “Proyecto Don Quijote”.

La puesta en práctica de 'Don Quijote' consistirá en mandar dos sondas, la primera llamada 'Sancho' que llegará a orbitar el asteroide para estudiarlo y mandar datos sobre su estructura, campo gravitacional y otros y una segunda sonda “Hidalgo” que se lanzará a una gran velocidad contra Apofis ejerciendo un magistral golpe produciendo un efecto carambola de billar. Simple ¿no?.

China y Rusia también han aportado sus soluciones para luchar contra la amenaza de nuestro planeta que representa Apofis, estas son:

El plan de China para actuar sobre la trayectoria del asteroide consiste en instalar una vela de solo 10 kilogramos sobre la superficie para que el viento solar lo desvíe, mientras que el proyecto ruso “sell” es desviarlo de su trayectoria acoplando el asteroide en un especie de concha monitorizada que lo empuje desviándolo de su trayectoria.

Si un objeto de este tamaño chocara con la Tierra, algo que teóricamente podría ocurrir en 2036, el impacto equivaldría a una explosión de 141 megatones y el tsunami que se formaría sería apocalíptico.

Entradas que pueden interesarte

No hay comentarios